Los Weasley, ¿traidores a la sangre o la familia perfecta?

Actualmente esta sesión del blog está transitando por todos aquellos personajes de Harry Potter que son considerados como intrínsecamente buenos, pertenecientes todos ellos al bando de la luz. Para ser honesta con ustedes, había pensado que este mes podíamos zambullirnos en la vida de Remus Lupin o de Minerva McGonagall, pero lo cierto es que, en primer lugar, no tengo tanto para decir y analizar sobre ellos y por eso les pido que si se les ocurre algo lo puedan dejar en los comentarios. Y, por otro lado, no quería pasar a otros personajes más secundarios sin adentrarme de lleno a la familia Weasley.

Está claro que la familia como institución es particularmente fuerte en Harry Potter porque funciona como fuente inagotable de amor, apoyo e incondicionalidad. Pero también está claro que hay dos familias muy marcadas, y si quieren bastante opuestas, desde La Piedra Filosofal: la familia Weasley y la familia Malfoy. En la entrada de hoy hablaremos sobre los Weasley, tratando de analizarlos a cabalidad, no solo como conjunto, sino de forma individual también y tratando de entender algunas de las relaciones que tienen entre sí. Como siempre, la pregunta disparadora puede no ser precisa, y de hecho creo que la de este mes no lo es, así que siéntanse libres de dejar su comentario abajo haciéndome saber su opinión. Los Weasley, ¿son traidores a la sangre o la familia perfecta?

Empecemos por lo básico. La familia Weasley está compuesta por las dos cabezas de familia, Arthur y Molly, y sus siete hijos: Bill, Charlie, Percy, Fred y George, Ron y Ginny. Aunque parezca una locura, ya tengo un par de cosas para decir. En primer lugar, JK hace énfasis varias veces en el poder mágico del número siete y los hijos Weasley no son una excepción. Piensen cuántas veces se menciona ese número a lo largo de la saga, y no hablo solamente de los siete horrocruxes, sino también de los siete libros, de los siete galleons que vale la varita de Harry, los siete pisos del castillo, siete jugadores de Quidditch hasta siete Harry Potter´s volando por el cielo. Sin embargo, aunque el número siete resulte poderoso en el mundo mágico, no puedo dejar de recordarles que si los Weasley tuvieron siete hijos, es porque Molly quería una hija y hasta que Ginny no nació, no dejó de tener hijos.

Sin embargo, lo más destacado de la familia Weasley, y que se desprende de esa pequeña presentación del párrafo anterior, es el hecho de que es un matriarcado. En esa casa, la batuta la lleva Molly Weasley y, para ser honesta con ustedes, en una saga cargada de machismo, que podemos discutir luego, la importancia que tiene Molly como cabecera de familia y líder, me gusta mucho. Ahora bien, también es cierto que es una ama de casa, lo que rápidamente se podría interpretar como un símbolo de la opresión patriarcal, pero en este caso lo entiendo como un elemento cultural del mundo mágico que, desde ya, tiene sus cimientos en el machismo. Aun así, el empoderamiento femenino en esa casa es bastante potente: es Molly quien lleva la voz cantante, quien tomas las decisiones y quien hace y deshace.

¿Cuál es el papel de Arthur en todo eso? El adjetivo que aparece sin dudarlo es desdibujado. El bueno de Arthur está siempre opacado por la personalidad avasallante de su señora, aun así, hay varias cuestiones que podemos destacarle. En primer lugar, es un hombre de mente abierta y creo que si los Weasley son compasivos con los muggles, es porque su padre se los ha inculcado. Ahora bien, también es cierto que aunque los muggles generan compasión en esa familia, son tratados como seres a los que no se los entiende demasiado. Esa curiosidad que le genera a Arthur, que se desprende de su trabajo en la Oficina contra el uso indebido de artefactos muggles, hace que no solo quiera conocer su mundo sino cómo hacen para vivir sin magia.

Molly y Arthur se conocieron en Hogwarts, se enamoraron locamente y se casaron ni bien egresaron del colegio. Esto último si bien se explica por la ascensión inminente de Voldemort al poder, tampoco podemos negar que es una práctica común en el mundo mágico. Las parejas se casan jóvenes, prácticamente después de salir del colegio y, para ser honesta con ustedes, no entiendo bien por qué. Puedo especular y mencionarles la urgencia que hay por traer más magos al mundo, puesto que los muggles los sobrepasan en número de forma alarmante, pero tal vez esté equivocada.

El amor entre Arthur y Molly es de lo más puro que he leído y los convierte en una de mis parejas favoritas de la ficción. El amor que se tienen entre sí es más que suficiente para llenar su casa de un clima hogareño y cálido y transmitírselos también a sus hijos, que han crecido rodeados de cariño y atención. Incluso, si me lo permiten, los Weasley son capaces de extender ese amor a personas ajenas a su familia, lo que me parece una capacidad por demás admirable. Pensemos un segundo en Harry, Hermione o, si quieren, en Lupin o Sirius. Está claro que Harry es el caso más obvio: desde luego sus tíos no han sido modelos de figuras paternas para él, que se ha tenido que criar prácticamente solo y sin mucho esfuerzo por parte de los Dursley, y toda compasión y ternura por parte de los Welasey. Harry es mucho más que el mejor amigo de Ron, es uno más de la familia y tranquilamente podríamos decir que Molly es la figura materna que nunca tuvo en su tía Petunia y que Arthur es el padre que nunca encontró en el tío Vernon. Los Welasey le enseñaron a Harry qué era una familia, qué era el amor, qué era la camaradería entre hermanos, cómo se sufría cuando lastimaban a los suyos e, inclusive, les da toda la información mágica que él no tiene.

Ahora, es prácticamente imposible hablar de los Weasley sin mencionar su situación económica, tan opuesta a la de la familia Malfoy. Mientras estos últimos son prácticamente de la nobleza mágica, con escudo de armas incluido, generaciones enteras de fascistas y muy adinerados, así como consentidos, los Weasley, por otro lado, son notablemente pobres. Piensen en que toda la ropa de Ron, así como sus artículos escolares, son herencias de sus hermanos mayores. Varias veces a lo largo de la saga, desde el primer comentario de Malfoy, hasta la horrible túnica de gala de Ron, se hace énfasis en lo gastada que está la ropa, incluso remendada.

Inclusive, la diferencia económica con los Malfoy y las constantes oposiciones que rodean a las dos familias, se puede trasladar fácilmente a los lugares en los que viven. Los Malfoy no solo viven en una mansión enorme, aunque solo son tres, sino que es tenebrosa, oscura, con colores fríos y ambiente tétrico, mientras que La Madriguera, además de ser un lugar donde a todos nos gustaría vivir, es una casa armada por partes, emparchada a medida que los niños nacen y se les va agregando más habitaciones, con colores cálidos, brillantes y sumida en un ambiente hogareño. Mientras que los Malfoy tienen un elfo doméstico al que maltratan incansablemente y sin piedad, los Weasley adoptan un cuidado por los animales bastante destacado, porque si lo piensan, siempre se nombra a todas las mascotas que tienen los pelirrojos, pero nunca sabemos si Draco tenía una y cómo se llamaba.

Si nos adentramos un poco en el modo en que Arthur y Molly criaron a sus hijos, sería válido mencionar que lo hicieron, no solo desde el amor más profundo, sino también desde la libertad. Arthur es un padre bonachón, no autoritario y sería la persona a la que vas a confesarle que metiste la pata, mientras que Molly, es una madre protectora y, también hay que decirlo, muy afectiva.

Vayamos viendo hijo por hijo cómo es que encararon su crianza y cómo eso ha influido en sus personalidades. A mi parecer, tanto Bill como Charlie han sido criados con mucha libertad para hacer, decir y vivir como quieran. Si lo pensamos, tras su paso por Hogwarts, Bill fácilmente podría haberse dedicado a algo importante dentro de Inglaterra, tenía las notas para hacerlo, sin embargo acepta el trabajo en Gringots y termina en Egipto. Es probable que ni a Molly ni a Arthur le guste esa decisión, sobre todo teniendo en cuenta lo apegados que son a sus hijos, pero lo dejan ir sin grandes reclamos.

Charlie, por otro lado, al finalizar Hogwarts tenía posibilidades de ser un jugador profesional de Quidditch y, sin embargo, elige irse a cuidar dragones a Rumania. Tal vez, dada la situación económica en la que creció, fácilmente podría haber elegido ser jugador de Quidditch, solo por asegurarse su futuro económico, pero Charlie prefirió seguir viviendo austeramente pero ejerciendo una profesión que ama. Está claro que sus padres le enseñaron a seguir su corazón y sus deseos, sin importar los réditos que pueda sacar. Una cualidad muy destacable de Charlie esa forma en la que patea al tablero. Asimismo, el hecho que tenga el pelo largo me resulta tan propio de él y acorde con esa libertad que le han inculcado, así como su forma de vestir, que me parece entrañable.

Y entonces llegamos a Percy. Sin lugar a dudas, de entre los varones, es tal vez el hijo más consentido. Sin embargo, a lo largo de los libros no se lo deja de ridiculizar. Es cierto que Percy es arrogante y, si quieren, incluso podría decir que se siente superior a sus propios hermanos por ser tan inteligente, pero la forma en la que los gemelos se burlan de él y lo ridiculizan todo el tiempo es un poco molesta. Claro, cuando uno lo lee, empatiza mucho más con los gemelos porque realmente Percy es un personaje difícil de llevar, pero lo cierto es que lo asilan desde un principio por pensar diferente, por tener ambición, por querer superarse. Salvando las distancias y arriesgándome a un paralelismo, creo que sería lógico decir que Percy es el Sirius Black de los Weasley.

Sin embargo, no solo los gemelos lo ridiculizan constantemente, sino que si bien fue consentido por sus padres, dándole una habitación propia y el suficiente espacio para estudiar y cultivar su intelecto, Arthur no cree en él. Pensemos en ese momento en el que Percy vuelve exultante de felicidad y les menciona a sus padres que le ofrecieron el puesto de asistente junior del Ministro de Magia, un cargo muy importante para tratarse de alguien que sólo hacía un año había salido de Hogwarts, ¿cierto? Arthur es el primero en sospechar que Fudge quiere a Percy en la oficina porque quiere utilizarlo como espía, lo que origina una pelea monumental. Percy le escupe a su padre que ha luchado siempre con la mala reputación heredada para hacerse un camino en el Ministerio y le echa en cara que no tiene la suficiente ambición y que por eso siempre han sido pobres.

No solo Percy es un hombre ambicioso, sino que, si quieren, es el tipo de persona que debe ver para creer. Cuando regresó Voldemort, Percy, al igual que el Ministro, se negaba a creerlo sencillamente porque la única prueba que tenían era la palabra de Harry y no confiaba en él. Aun así, aunque es un personaje con el que cuesta empatizar, la forma en la que se degrada su trabajo, su esfuerzo y su carrera en el Ministerio es molesto. Ni bien se gradúa tiene un puesto político importante y se codea con el propio Ministro, sin embargo, para su familia, Percy nunca estará a la altura de Bill y Charlie a ojos de sus padres, por la sencilla razón de que se le castiga por ambicioso.

Los gemelos Weasley son los más graciosos y de eso no hay dudas, pero también son los más ignorados por sus padres, que no dejan de luchar contra sus bromas. A mi entender, y ustedes me dirán si esto es agarrado de los pelos, el humor de Fred y George viene a paliar una infancia de carencias. Sin embargo, creo que no podemos negar que algunas de sus bromas son un poco turbias y pienso puntualmente en el modo en el que envían a Montague a través del armario evanescente. Los gemelos, con una liviandad tremenda, mencionan que no saben a dónde mandaron al muchacho y no sienten ninguna compasión, cuando lo encuentran, traumatizado, varias semanas después. Durante todo el libro nos pasan diciendo que Draco es un acosador y una mala persona porque le toma el punto a los débiles, pero los gemelos no están tan lejos de eso, pero claro, como la intención de ellos es hacer reír, les dejamos pasar los altercados. Esa doble moral es un poco turbia y, si me lo permiten, molesta. ¿Qué es lo que pasó ahí, Joanne?

Por otro lado, la libertad con la que Arthur y Molly han criado a sus hijos se ve claramente en los gemelos. Si lo recuerdan, en La orden del Fénix, Fred y George abandonan el Colegio y planean poner una tienda de bromas en el Callejón Diagon con el dinero que Harry les dio. Sus padres, aunque entienden que deben seguir estudiando porque lo estrictamente académico les permitirá avanzar y superarse en la vida, no los obligan a volver a Hogwarts. Aunque Arthur y Molly ven que es un error poner una tienda de bromas, y más aún en plena guerra mágica, si bien les dan su opinión, no los obligan a hacer lo que ellos quieren, porque ninguno de los dos les impondría a sus hijos hacer algo que ellos no desearan de corazón.

Sin dudarlo, Ron es el último orejón del tarro de la familia Weasley y es un hecho que se recalca varias veces a lo largo de la saga. De hecho, ni bien nace Ginny, Ron deja de ser una prioridad, emocionada como estaba Molly con la ansiada niña. Ya hay un análisis bastante extenso de Ron como personaje, que lo pueden leer aquí. Sin embargo, puedo agregar un par de elementos nuevos, sobre todo a la luz de la oposición con la familia Malfoy. Lucius presiona tremendamente a Draco (del que también tengo análisis y pueden leer aquí), no solo para que sea el más destacado estudiante, sino el más elegante, el mejor hablado y demás. Sin embargo, los Weasley no ejercen ninguna presión sobre Ron, sino que es él mismo quien lo hace ante la abundancia de hermanos. El bueno de Ronald siente que debe sobresalir por encima de sus hermanos y sus padres lo dejan libre, y un tanto solo, en esa misión. Sin embargo, siempre tuve la sensación de que se sentían un poco decepcionados de él, no solo por sus habilidades mágicas, sino porque tal vez, era el más simplón de sus hijos, lo que termina comprobándose cuando, por fin, le dan la atención que merece cuando se convierte en prefecto… EN EL QUINTO LIBRO.

Ginny es la consentida y, para ser honesta con ustedes, no puedo mencionar mucho más que eso. También hay un análisis de la más pequeña de los pelirrojos y lo pueden leer aquí. La ansiada niña entre tantos varones, no solo es la única, además de Bill, que ha recibido ropa nueva sino que es la única a la que cuidan tanto. Si se ponen a pensar, sus hermanos no la dejaban jugar al Quidditch, mitad porque no querían que se lastimara y mitad porque consideraban que no era un deporte para mujeres. Sin embargo, aunque tuvo que entrenar a escondidas, Ginny fue la única de sus hermanos que terminó siendo jugadora profesional de Quidditch.

Los Weasley, aunque aterrorizados por lo que está sucediendo en el mundo mágico, no dudan un segundo en unirse a la Orden. Aunque Molly tema por la vida de su marido y sus hijos TODO EL TIEMPO, entiende que hay cosas que están por encima y que son más grandes que su familia, que significan un mundo de paz, armonía y convivencia apacible para todos y que, por supuesto, vale la pena lucha por eso. Ese compromiso político es de lo más destacado de su familia y una de las cosas que más disfruto.

Ahora, si vamos a la pregunta que puso inicio a todo esto: los Weasley, ¿traidores a la sangre o la familia perfecta? Ni una cosa ni la otra, lo que demuestra lo poco que encaja le pregunta disparadora con el análisis que he hecho. Para empezar, si son traidores a la sangre implica que hay una sistema racista y fascista de sangre pura, liderado por la familia opositora, los Malfoy y la realidad es que estoy en contra de semejante premisa. Empezando por el hecho de que Voldemort era mestizo y siguiendo por el hecho de que los soviéticos se comieron en dos panes a Hitler, así que la pureza de la sangre nunca llevó a nadie a ningún lado, sobre todo porque no hay personas más puras, superiores o mejores que otras.

En cuanto a la familia perfecta, creo que tampoco es así porque he demostrado a lo largo de estas líneas que tienen sus falencias, como todas las familias. Así que, tal vez, será mejor sacar una pregunta de la maga para cerrar este análisis: los Weasley, ¿la familia que todos desearíamos? Desde luego.

Anuncios

12 comentarios sobre “Los Weasley, ¿traidores a la sangre o la familia perfecta?

  1. Qué análisis! Algunas cosas, la verdad, no las había considerado. Eso sí, es la familia que querríamos tener, por supuesto. Siempre desprendiendo esa calidez y ese amor sin buscar más.
    Me encantaría una entrada sobre el machismo en la saga. La voy a estar esperando.
    Un beso!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por comentar, Sofi. A veces me rompo la cabeza pensando que decir sobre algunos personajes, pero creo que al final salen cosas lindas y me alegro que te haya gustado.
      Respecto al machismo, no te me adelantes. Lo tengo pensado, como tambien hablar del bullying, pero primero tengo que atravesar todos los personajes malos y terminar con los buenos.
      ¡Abrazo!

      Me gusta

  2. A mi la familia Weasley me recuerda mucho a la mía, somos cinco hermanos: 4 chicos y yo chica y la más pequeña; así que salvando las distancias somos un poco parecidos. Los Weasley son una buena familia y en mi opinión hacen los que pueden, pues seguro que cuesta mucho estar pendiente de 7 hijos y llevarlos hacia delante para que todos sean tratados por igual y tengan una buena vida.
    PD: Felicitaciones por tus analisis sobre HP, son geniales

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Pero que post tan completo! Me encanto el análisis, hasta me hizo pensar cosas que antes no se me habían ocurrido. Como que Percy no es tan malo. En cuanto a los gemelos, siempre pensé que se pasaban demasiado con sus bromas, a mi me parecen una versión más inocente de James y Sirius en Howards porque no hacen las cosas con maldad pero pueden ser muy crueles y como son tan audaces muchas veces sus planes traen mayores consecuencias de las que espera. ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias! Me alegro que te haya gustado. Es cierto que Percy es arrogante, altanero y dificil de tomarle cariño, pero no es malo ni se acerca a serlo, como tu decis. Respecto a los gemelos y ese parecido con James y Sirius… Se acerca un post sobre el acoso en Hogwarts.
      Gracias por leer y comentar. ¡Saludos!

      Le gusta a 1 persona

  4. Tremendo análisis, ¡felicidades! La verdad que muchas cosas no me había puesto a pensarlas pero lo que mas me quedó de todo lo que escribiste es el personaje de Percy y como todos al principio le hacemos bullying, pero leyéndote creo que tenes razón. Se lo castiga por ser distinto a sus hermanos y actuar como él piensa. Muy buena entrada, nos leemos! Un beso

    Me gusta

  5. Amo tus post ¡son tan largos y completos!
    En fin respecto a tu duda de porque lo magos se casan tan temprano te doy mi opinion: creo que ya llevan una sociedad cerrada por así decirlo ya qie viven 1) a escondidas 2) practicamente pasan gran parte de su vida en los colegios creando lazos muy grandes. Esto reduce la vida social (como fundamento basico de sociedad, no me refiero a fiestas y esas cosas) y ademas marca una cultura o educación mas sencilla, ellos viven en un espacio reducido, sus hijos estudian en casa o van a escuelas por zona mundial, los trabajos son contados, y seguramente de alguna forman estan conectados entre todos (ya sea por lazos familiares (sin ir mas lejos los wesley son muchisimos) o por conocidos), por ser, repito, una minoria.

    Me gusta

  6. Hola! Wow Agus, me encantan estas entradas, más ganas tengo de releer con atención la saga.
    Mientras iba leyendo tu análisis me puse a pensar en la difícil tarea de ser madre y educar/criar hijos, difícil dejarlos en libertad para elegir…difícil.
    Sobre la pareja quiero decir que igual me sigue pareciendo una relación patriarcal, porque ella es la práctica, la que toma decisiones, él, un volado, preocupado y ocupado por su trabajo.
    Es una familia maravillosa, no lo niego, con sus matices como todas las familias.
    Besos, un placer leerte

    Le gusta a 1 persona

  7. Hola Agus me encantan tus entradas.Mientras leía tu texto pensé que sería genial ser un Weasley no está nada mal ser un mago con una familia tan numerosa donde se pueden ayudar los unos a los otros.Me encantó el texto!!!!😃😃

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s