María Dueñas – El tiempo entre costuras

¡Y volví! Después de un mes de descanso merecido y muy disfrutable, volví. Y aunque suene extraño, lo cierto es que vuelvo con la reseña de un libro que leí a fines de diciembre y que formó parte de la Maratón de lectura feminista Guadalupe-Reinas en la categoría Libro de un país que quieras visitar. Debo reconocer que hubo un ligero cambio en los planes: originalmente había pensado leer a Andrea Izquierdo y su Otoño el Londres, pero a último minuto me decidí a leer a María Dueñas. A propósito, si no saben de qué va la maratón, pueden leer al respecto aquí.

No estoy segura qué se me dio por María Dueñas. Si no recuerdo mal, creo que fue Vero BlaBla, escritora y booktuber española, que la mencionó en uno de sus videos, alabando su ficción histórica y desde entonces estuvo en mi radar. Recuerdo que Santiago del blog Lector de Mil Historias hizo un sorteo de un libro de la autora y aunque no lo gané, todavía recuerdo que Mar lo ganó y que sigo dolida, él tuvo la gentileza de prestarme uno y así es como llega esta reseña.

María Dueñas es una escritora española, profesora titular de filología inglesa en la Facultad de Letras de la Universidad de Murcia y, en realidad, El tiempo entre costuras, publicada en el 2009, fue su ópera prima, lo que no deja de parecerme asombroso. Nuestra protagonista es Sira Quiroga, de profesión modista, que reside en el Madrid convulso previo a la Guerra Civil. Les juro: apenas iba leyendo diez páginas, pero el libro me había atrapado por el modo real, certero y detallado en el que narraba el trabajo de una modista en un taller de alta costura. Me hizo acordar mucho a los pequeños talleres pre industriales, sobre todo por la forma de trabajo que suponía una jefa, una oficiala, la madre de Sira, y varias aprendices. Esa forma de trabajo se instauró en la Edad Media y duró lo suficiente para ver cómo la industria textil moderna se la llevaba por delante. En ese sentido, el libro ya me había atrapado.

Pero incluso entonces, con diez páginas leídas, supe que este libro tenía algo especial y eso es, sin lugar a dudas, la pluma de la escritora, pero volveré a ello después, porque pienso dedicarle su momento propio y no quiero, además, interrumpir la trama.

Sira cae rendida en los brazos de un amor desbocado y pasional y, segura de que Ramiro es el amor de su vida, confía en él no solo su corazón, sino también su pequeña fortuna y decide seguirlo hasta Marruecos, con la promesa de establecer allí una Academia Pitman, una empresa bastante conocida en Argentina que se dedicaba, no sé si todavía existe, a dar cursos de taquigrafía.

Paréntesis aparte para explicar la situación de Marruecos. En 1912 el sultán de Marruecos firmó con Francia, ya que Gran Bretaña e Italia se habían retirado de la contienda, un tratado por el cual se estableció el protectorado de Marruecos, cuya capital sería Tánger, y a fines de ese mismo año, se firmó también un tratado entre Francia y España en el cual Francia reconocía el establecimiento de un protectorado español en la zona norte de Marruecos, cuya capital sería Tetuán. Fácilmente podría hablar de imperialismo y del modo en que las potencias europeas se repartieron África como si fuera una torta y la sometieron a una explotación económica brutal que, de un modo u otro, la hundió en el subdesarrollo, pero no lo haré.

Volviendo a la novela, lo cierto es que Sira y Ramiro se instalan en Tánger, pero la traición y el abandono la obligan a irse en soledad, con el corazón destrozado y llena de deudas, a Tetúan. Con mucha astucia y ayudada por una amiga de reputación muy dudosa, pero igual de encantadora, forja una nueva identidad y logra montar un altelier de alta costura en el que atiende a las esposas de todos los extranjeros residentes en Tetuán que, producto de la tensión de la época y los intereses encontrados, eran muchos.

A partir de entonces, con la Guerra civil española recién terminada y con la Segunda Guerra Mundial a punto de estallar, el destino de Sira queda ligado a un puñado de personajes históricos entre los que destacan Juan Luis Beigbeder —el enigmático y escasamente conocido ministro de Asuntos Exteriores del primer franquismo—, su amante, la excéntrica Rosalinda Fox, y el agregado naval Alan Hillgarth, jefe de la inteligencia británica en España durante la Segunda Guerra Mundial. Entre todos ellos la empujarán hacia un arriesgado compromiso en el que las telas, las puntadas y los patrones de su oficio se convertirán en la fachada visible de algo mucho más turbio y peligroso.

Es la primera vez que leo una novela histórica que aborda los albores de la Segunda Guerra Mundial en un país neutral, o todo lo neutral que podía ser la España de Franco mientras coqueteaba descaradamente con Hitler. Los libros de este estilo que he leído anteriormente, nómbrese Julia Navarro o Ken Follet, ponían el acento en Gran Bretaña, Francia o Alemania y, para ser honesta con ustedes, fue refrescante así como interesante, descubrir cómo las tensiones de la guerra se infiltran también en una España que, a priori, no tiene intenciones de intervenir en la contienda europea pero que se ve presionado fuertemente por el gobierno nazi.

De entrada, debo reconocer que, así como en los libros de los autores que mencioné antes, la documentación es precisa y, junto a la pluma magnífica de la autora, hacen que uno viva de forma muy real todos los acontecimientos de la novela. El estilo es brillante. De veras, nunca había leído algo así. María Dueñas tiene una pluma poética, bella y muy suave, y aunque puede parecer algo lento de antemano, lo cierto es que parece un susurro a la hora de leer y no le quita ritmo en ningún momento. De hecho, el ritmo es brutal, porque combina de forma muy acertada nostalgia, acción, pensamientos muy humanos y mucho crecimiento personal.

Sin embargo, lo que más me llamó la atención de este libro es la versatilidad que tiene. Nunca había leído una novela histórica que, por momentos, pareciera un libro de viajes, de romance, de historia, de política o de espías. La forma en la que cambia el tono conforme la trama lo necesita es magnífico, no solo por el cambio en sí, sino porque de alguna forma, consigue seguir un mismo hilo sin perder la trama. De verdad, una maravilla.

El único reparo que tiene, al menos a mi gusto, es su final abrupto. Sentía que me faltaban cerca de veinte o treinta páginas y de repente, de buenas a primeras, terminó. Se me hizo, incluso, algo violento. No esperaba que terminara de la misma forma que no esperaba que ajusticiaran a Jon en medio de todo el drama con Wun Wun. Más allá de eso, se me hizo extraño que el libro terminara en medio de la guerra, aunque por otra parte entiendo que había llegado a un punto óptimo para hacerlo. En realidad, si nos ponemos a pensar, como reparo no es tan grave, ¿cierto?

Por último, me pareció muy interesante dos cosas: en primer lugar que la autora dedicara el epílogo a contarnos qué fue de los personajes históricos mencionados y la vaguedad con la que menciona qué fue de los personajes ficcionales. Me pareció muy justo. En segundo lugar, me gustó muchísimo que incluyera una bibliografía. Por norma general las novelas históricas no lo traen, y aunque en lo personal no dudo de la documentación del autor, disfruto saber que tengo la posibilidad de seguir investigando sobre el tema si así lo creo pertinente.

Un libro magnífico y espectacular. De hecho, un libro que hay que leer, no solo para conocer la realidad de la España progermana, sino para conocer a Sira y, sobre todo, para conocer la pluma magistral de María Dueñas. El estilo es tan único y especial que, después de unas cuantas horas de terminarlo, todavía tenía la sensación ¡corporal y cognitiva! de estar en Marruecos. Maravilloso. Cinco estrellas de cinco.

Anuncios

4 comentarios sobre “María Dueñas – El tiempo entre costuras

  1. Hola Agus! qué bueno volver a leerte! Me pasa con la narrativa histórica que pienso que me voy a aburrir y resulta que cuando me animo la paso re bien. He escuchado pestes y maravillas de esta autora, se queda anotada hasta octubre.
    Besos, nos leemos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s