Sofía Aguerre – Proyecto Pandora

El año lector empieza con todo ahínco y estoy francamente emocionada. Para empezar, porque estoy procurando cumplir mis retos, pero también porque he estado leyendo buenos libros y eso siempre es gratificante. Proyecto Pandora, escrito por Sofía Aguerre del blog Erial, entra dentro del desafío creado con Lau Voces de Mujeres, del que pueden leer acá, en la categoría “Autora nacional”.

Proyecto Pandora es el primer volumen de una bilogía distópica y, voy a ser sincera con ustedes, si el libro no hubiera sido escrito por Sofía, no lo hubiera leído. Tuve mi momento distópico hace unos cuantos años y desde entonces, no solo abandoné ese tipo de libros, sino que también abandoné casi al completo lo juvenil, así que volver a leer este tipo de libros se sintió nostálgico y emocionante a la vez.

De la mano de Escarlata Ediciones, esta novela nos cuenta los avatares de Nina Farrel, una adolescente que vive en el Londres del 2066 tras una Reorganización que dio a luz un nuevo orden social de la mano de un Concejo y la Orden de Sae, una nueva religión. Un mundo donde los avances tecnológicos son espectaculares, hablamos de implantes subcutáneos para mejorar la calidad de vida, la velocidad, para curar heridas o incluso mejorar la piel.

Sin embargo, a pesar de todo lo que el mundo ha avanzado desde el punto de vista tecnológico, las desigualdades sociales, abismales e innegables, viven y luchan. Nina, por su parte, vive del lado privilegiado de la desigualdad: nunca le ha faltado comida, tiene un techo sobre su cabeza, va a un colegio privado y, básicamente, no conoce nada del mundo real ni de cómo vive el lado no privilegiado de la ciudad. Su vida es simple y, sobre todo, feliz en esa ignorancia, hasta que secuestran a Tommy, su mejor amigo.

A partir de entonces, de pronto su vida corre riesgo y la obliga a huir de su casa y buscarse, por primera vez, el camino sola. Y mientras eso sucede, se encuentra con gente bastante desagradable, traicionera y mala, pero también se encuentra con gente auténtica y con buena voluntad, aunque a veces con dobles intenciones, dispuesta a ayudarla. Aún con la ayuda de esta buena gente, Nina debe enfrentarse a los secretos, las intrigas, la traición y todo el aparato represivo del Estado, así sea el Concejo o la Orden de Sae, que la busca para experimentar con ella.

Dividido en dos libros, la novela es disfrutable y, honestamente, no esperé que me gustara tanto. El modo que Sofía tiene de narrar los acontecimientos es suave y agradable, incluso simple, pero vertiginoso y lleno de acción. Su estilo, de hecho, me hizo acordar mucho a Divergente de Verónica Roth. Sus descripciones son precisas y ayudan a que el lector rápidamente pueda imaginarse las situaciones, pero en varias ocasiones me faltó más profundidad en algunas cuestiones. Ya retomaré esto más adelante.

En cuanto a los personajes, la protagonista me cayó mal desde el primer momento. Sí, se trataba de una niña mimada que no conocía nada de la vida real y que, teóricamente, iría aprendiendo a lo largo del camino, pero nunca llega a tomar su propia vida en sus manos y a tomar sus decisiones, porque nunca tiene toda la información, porque hay una agenda más grande que ella detrás y porque siempre terminó siguiendo el andar de personas más experimentadas que ella. Siento que aunque se remarca que es una muchacha valiente y decidida, la evolución de su personaje nunca llegó a ser lo que esperaba y eso me decepcionó.

En mi opinión, el que se lleva el galardón es Tommy, su mejor amigo. De hecho, tuve muchas dudas durante las primeras cien páginas del libro, porque no entendía muy bien de qué iba el asunto y porque leerla a Nina no me gustaba, y entonces llegó Tommy a mejorarlo todo. Fue a partir de su punto de vista y lo que su experiencia recoge lo que me hizo engancharme realmente con el libro, no solo porque me resultó interesante lo que contaba sino porque sí lo vi con una actitud activa y, sobre todo, porque tiene un corazón de oro. De verdad, Tommy es todo en este libro y le banco los trapos.

Aunque Nina es, en teoría, la protagonista, fácilmente podríamos decir que Tommy es el otro; ella en un lado, luchando por encontrarlo y él en otro, luchando por escapar de donde lo tienen. Sin embargo, aunque, al  menos en mi opinión, ellos son los principales, hay una cantidad de personajes secundarios con mucho protagonismo en la novela. Algunos están mejor desarrollados que otros, lo cual en sí no me molesta porque entiendo que es el primer libro de una bilogía, pero lo cierto es que todos tienen, de una forma u otra, algo para hacer o decir que termina siendo importante para la trama y todos, sin dudarlo, esconden sus secretos. No quiero explayarme mucho en esto porque sería revelar demasiado y no es mi intención, pero solo decirles que la diversidad es impresionante.

Me gustó mucho la trama política detrás de todo el correteo de los personajes principales, sin embargo, la profesora de Historia que vive en mí, notó ciertas superficialidades que, sin lugar a dudas, necesitan ser profundizadas en la siguiente entrega. Para empezar, porqué fue necesaria la Reorganización y cómo era el mundo antes de ella, porqué sustituyeron al Primer Ministro y cómo se terminó armando un Concejo en su lugar y, sobre todo, cómo se armó la Orden de Sae, cómo lograron tener tanta llegada a la población y cuál es su objetivo. Necesitaba leer al respecto para saciar mi curiosidad y Sofía nunca me satisfizo.

Sofía hace un trabajo extraordinario mostrando la manipulación, por decirlo suavemente, o el lavado de cerebro, si somos justos, que el Concejo y la Orden de Sae llevan a cabo en la población. Lejos, creo que eso es lo más logrado. El modo en que el gobierno le da a entender a la población que dejándose experimentar están haciendo un bien a la humanidad, o inclusive a sus familias, porque le ofrecen una manutención, lo que deja de manifiesto las necesidades insatisfechas, es maravilloso. A su vez, cómo la Orden de Sae acusa a los llamados neopaganos de herejes, de querer destruir todo lo que han construido y de alienados sociales es brutal y, de verdad, me gustó mucho. Me hizo acordar no solo al nazismo, porque en ocasiones se habla de la propaganda, sino también a nuestra sociedad actual.

En conclusión, una novela distópica vertiginosa, que cumple con todos los requisitos del género, que tiene un trasfondo ideológico y político bien interesante, que busca hacer una crítica social y, sobre todo, una novela muy disfrutable. Aunque tuve pegas y en algunas cuestiones me quedé con gusto a poco, estoy segura que la segunda parte lo subsanará, así que estoy deseando que se publique para saber el destino de Tommy. Hasta entonces, este libro tendrá cuatro estrellas de cinco.

Anuncios

6 comentarios sobre “Sofía Aguerre – Proyecto Pandora

  1. Yo no sé si es porque no me gustó Las lunas de Marzo, o porque es una primera parte, o si es porque no soy fan de las distopías, pero hay algo en este libro que no me cierra para decir “vale, voy a leerlo”, y a la vez quiero leerlo porque lo escribió Sofi. Y así trabaja mi mente cada vez que me planteo querer leerlo xD

    Me gusta

    1. Cuando Santi lo termine, si querés te lo prestamos, así te sacás las ganas. Como dije, no lo hubiera leído si no fuese escrito por Sofi, tampoco a mi me gustan muchos las distopías, pero me terminó sorprendiendo.
      ¡Abrazo!

      Me gusta

  2. Hola! Parece que elegimos a la misma autora para la categoría de autora nacional.
    Creo que pensamos muy parecido con respecto al libro, besos.
    Nos leemos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s