Valérie Tasso – Diario de una ninfómana

No sé cómo empezar esta reseña, fundamentalmente porque todavía no me hago una opinión de este libro. Diario de una ninfómana es el libro elegido en febrero por el Clubdelectura.uy  en la categoría erótica. Es un género que no leo seguido, pero que disfruto de vez en cuando como para cambiar un poco, así que cuando apareció la opción, supe que iba a leerlo, sobre todo porque hacía un tiempo, desde lo último de Megan Maxwell, que no había leído nada.

Diario de una ninfómana escrito por Valérie Tasso y publicada en el 2003 cuenta, en realidad, la historia de la propia autora y lo hace, como pueden imaginar, en forma de diario. El problema con eso es que, al menos al principio, no hay un gran hilo conductor porque las entradas del diario son algo inconexas entre sí y lo único que comparten es alguna experiencia sexual vacía y poca cosa más. Por fortuna, conforme avanzan las páginas, aparece un hilo conductor más claro y el libro se puede leer con más facilidad.

Val es una mujer francesa que reside en España desde hace unos cuantos años, con un trabajo estable y una vida acomodada que narra su vida a partir de sus encuentros sexuales. Voy a ser clara con esto: aunque las primeras páginas podrían parecerlo, este no es un libro erótico, al menos para mí no lo es. Está claro que las intenciones de la autora era llevarlo hacia el género, pero no la salió ni siquiera remotamente. No solo no se acerca al estilo erótico sino que, en varias ocasiones resulta mal abordado e incluso narrado.

Creo que, en realidad, se utiliza el sexo para abordar otras cuestiones como la  insatisfacción, la búsqueda de la felicidad, la soledad, lo efímero y el dolor. Incluso, si me lo permiten, ni siquiera creo que Valérie sea una ninfómana, me parece que utiliza el sexo para tapar agujeros en su vida personal, pero no me parece que tenga esa condición. ¿Acaso es una patología? No tengo idea.

Como les decía, Val relata desde su primera vez, hasta los encuentros esporádicos que tiene con un marroquí aficionado a las botellas de Coca-Cola, un encuentro un poco violento con dos sepultureros y algunos desconocidos que se encuentra al pasar. Hasta que conoce a Jaime y entonces el libro comienza a hacerse interesante y, sobre todo, a tomar un giro sorpresivo. Con él, Val vivirá una relación apasionada y traumática, incluso violenta que, en lo personal, disfruté cómo es narrada porque cumple a la perfección con el círculo de violencia doméstica y da cuenta de una realidad mucho más común de lo que pensamos.

El último tramo del libro va de una Valérie como prostituta de lujo, con todas las experiencias que eso conlleva, desde clientes algo desagradables, prostitutas menores de edad e hipersexualizadas, hasta la necesidad que las empuja a vender su cuerpo y los conflictos que hay entre ellas. Incluso en esta parte del libro que fácilmente podría devenir en un relato sexual continuo, el libro aborda otras cuestiones más profundas como la soledad, la tristeza, el miedo o la falta de autoestima. Si esto sucede es, básicamente, porque la autora romantiza la prostitución o, cuanto menos, la dulcifica. Me parece que quiere ir más allá de la prostitución haciendo énfasis en la soledad y la tristeza que la acechó, lo que hace que termine suavizando el trabajo sexual. No sé, esa parte no me pareció bien.

Está claro que no es una historia políticamente correcta, y aunque todavía no estoy segura si me gustó o no, y que sepan que me inclino más por el no, parece obvio que se trata de un libro fuera de lo común que aborda un camino descendente de perdición personal, que se adentra en los instintos más primitivos y que lo hace con mucha normalidad. En este sentido, el libro no es ninguna maravilla en su estilo, aunque algunas descripciones son algo metafóricas, más allá de esto, tiene un estilo muy directo e incluso sencillo y coloquial. Aunque claro, podrían decirme, y no sé qué tan acertados podrían estar, que la coloquialidad está ligada al carácter de diario y lo entiendo, pero incluso en ese caso, todo parece demasiado simple. Si tengo que resumir el estilo en dos palabra, creo que sería simple y burdo.

Aunque pueda parecer un libro que solo habla de sexo, creo que es un libro mucho más complejo, o al menos intenta serlo. Mucho más allá del sexo, creo que da cuenta de la búsqueda de cada los personajes: de Val en primer lugar, por supuesto, buscando una satisfacción personal que no encuentra y que tapa con sexo; de su amiga Raquel, que no deja de buscar el amor de su vida; de Jaime, que no deja de buscar la infelicidad, al menos así lo entiendo yo; de Pedro, el cliente enamorado, que no hace más que buscar la felicidad en otras personas. De cierta forma, y si me fuerzan un poco, el libro va sobre la búsqueda hedonista y egoísta de la felicidad personal que, depende del caso, puede estar en otro, en el sexo o en dinero.

Ya les digo, fue un libro que me hizo pensar más allá de lo que pretendía, que me sorprendió con su trasfondo y que, sobre todo, me descolocó porque me parece interesante la trama, por profunda y dolorosa, pero a la vez me da picor y no estoy de acuerdo con el mensaje final, entre otras cosas porque es pesimista y romantiza la prostitución. Un libro complejo que, todavía aún, no sé si me gustó o no, por eso le puse dos estrellas de dos.

¿Ustedes lo leyeron? ¿Lo encontraron tan controversial e interesante como yo? ¿O para ustedes es solo un libro sobre sexo?

 

4 comentarios sobre “Valérie Tasso – Diario de una ninfómana

  1. No soy de leer literatura erótica, y no tenía mucha intención de leerlo, y la verdad es que después de los comentarios que estuvieron haciendo las personas que lo leyeron, está descatálogado para mí. Aunque me parece muy acertado todo el trasfondo que le pudiste sacar.

    Me gusta

    1. Ojo, capaz que me esforcé demasiado en encontrarle un trasfondo que no tiene y el libro es mucho más simple y horrendo de lo que parece, pero prefiero entenderlo así y no pensar de una que es una bazofia que, en el fondo, lo es.
      Gracias por leer y comentar.

      Me gusta

  2. Hola Agus, ya estuvimos hablando un poco sobre este libro. A mí no me gustó nada y sin dudas, no es un libro sobre sexo. Romantiza la prostitución y ese enamoramiento fugaz no me lo creo.
    En muchos aspectos me pareció inverosímil, no me gustó su prosa y, por último, por más que fuese una especie de “vida novelada” cuando pensás en publicarlo debería tener una estructura de libro, de diario sí, pero de diario “producto” para ser vendido como libro.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s