Elísabet Benavent – Fuimos canciones

No me pude resistir, ¿está bien? No lo voy a negar, esta mujer me parece adictiva, así que a pocos días de haber terminado la saga que tiene a Silvia como protagonista, acá estoy, leyendo otra de sus bilogías. Y qué les puedo decir, estoy igual de fascinada.

Fuimos canciones es la primera parte de una bilogía que me atrapó por completo, no solo porque la trama es ciertamente adictiva sino porque sus protagonistas también lo son. A pesar de que es una historia de amor, como pueden imaginar, tiene un telón de fondo muy marcado como es la amistad de tres mujeres, bien diferentes entre sí pero dispuestas a dejar de lado sus prejuicios para querarse.

Las tres viven en Madrid y su amistad es tan rutinaria como algunas amistades suelen serlo. Se juntan a tomar una cerveza y a ponerse al día sobre sus vidas, pero de pronto la amistad se hace realmente importante porque la vida de cada una de ellas se va a poner patas para arriba y el mundo temblará. La que lleva la voz cantante de la historia es Macarena quien, cerca de la treintena, descubre que no está particularmente contenta con su trabajo, a pesar de que es el trabajo con el que muchas soñarían. Sin embargo, lleva el poco gusto por su vida con cierta normalidad, casi con resignación, pero entonces Leo, su ex novio, aparece y lo descoloca todo de lugar.

Jimena, la más alocada, con un gusto pecaminoso por la muerte y las frases gramaticales correctas, perdió hace muchos años al amor de su vida y desde entonces cree que él le manda señales del Más Allá para que busque al indicado, pero todavía no ha dado con el hombre ideal. Adriana, la que apareció de último y que se unió al dúo con mucha naturalidad, busca descubrir nuevas experiencias en el sexo que la obligarán a cuestionarse quién es y qué quiere en la vida.

Como dije antes la batuta la lleva Macarena y es ella, de hecho, la narradora de esta historia, así que no se me hizo coherente y si vamos al caso tampoco me gustó que fuese ella quien narrara la historia de sus amigas. Hubiera preferido, y creo que sería mejor narrativamente, que la novela tuviera tres puntos de vista diferentes en donde cada amiga contara su propia historia de vida a su manera, sin que Macarena mediara por ellas.

Si tengo que ser honesta, esa es la única pega que tengo con este libro. El resto… el resto me encantó, pero empecemos por los personajes. Los personajes son los que llevan la historia de la mano y, más concretamente, las protagonistas, las mujeres, porque son ellas las que, con sus aciertos y sus errores, hacen avanzar la trama. Me gustó mucho que las tres son mujeres fuertes, aunque tengan sus miedos y sus inseguridades, independientes, valiéndose por sí misma y, como ya les mencioné, muy humanas. De hecho, son tan humanas que casi podrían ser nuestras compañeras de trabajo o nuestras vecinas. De verdad, eso me pareció una maravilla.

El principal protagonista, Leo, por momentos me hizo acordar a Álvaro de la biología Silvia, no solo porque es odioso por momentos, sino porque se comportó igual de mal que él, pero también porque tiene esa atracción irrefrenable por Maca. Dos por tres se intercalaba un capítulo narrado por él, un acierto cambiar la tipografía para ello, y la verdad es que no fue un hombre que me gustara particularmente. Me pareció por momentos aniñado, igual que Maca debo mencionar, vengativo, muy estúpido, a pesar que siempre se nos recalcaba que era un hombre muy inteligente, pero sobre todo muy cobarde.

El reencuentro entre los dos ocurre a poco de empezar el libro y, tal y como sucedió en la novela anterior que leí, no es hasta el final que entendemos porqué Maca lo odia tanto. La chispa que hay entre los dos, los recuerdos, de los malos sobre todo, que son los que priman, las canciones, los lugares, incluso los sabores… todo le recuerda a Leo y todo le recuerda a Maca, a pesar de que no se cansan de decir que se odian. Sin embargo, tienen historia y tienen una historia muy intensa como para olvidarla y los dos saben que sólo dejándose ir podrán ser felices.

Además de la historia en sí, no solo la de amor-odio entre Maca y Leo, sino también la de sus amigas que no les adelantaré porque tienen que descubrir ustedes mismos, me gustó mucho el humor. Cada protagonista tiene un humor particular y todos logran, a fuerza de sarcasmo, chiste fácil, chiste sexual o, incluso, chiste negro, sacarte una risa. No esperé que la novela estuviera tan condimentada por un sentido del humor que, si uno se pone a pensar, es más bien natural. Además de ese dato, me gusta mucho la cuota de locura que recorre a las tres protagonistas, a algunas más obviamente que a otras, pero me gustó que, hacia el final, las tres lo abracen y se reconcilien con ello.

Me pareció precioso y muy coherente con el título que cada capítulo tuviera el nombre de una canción, como si Maca estuviera desarrollando la historia que tuvo con Leo a través de las canciones que la atravesaron. Me pareció un detalle precioso.


Me da la sensación de que fuimos canciones… Todo lo que tuvimos, lo que sentimos…, está en un puñado de canciones. Y lo que sentíamos duraba lo mismo que estas… minutos.


Por último, me sorprendió mucho cómo cambió la narración de la autora. El estilo es similar a la bilogía anterior, fresco, relajado, chispeante, algo sexual y muy descontracturado, pero de igual forma logra imprimirle una nueva forma de narrar los acontecimientos, una voz narrativa completamente diferente y eso me pareció fascinante, sobre todo porque suelo narrar mis historias siempre de la misma manera y descubrir que la narración puede variar con tanta naturalidad fue increíble.

Ahora sí, por último, el final es tan maravilloso como necesario y me gustó mucho. De verdad, tienen que leer esta novela. Tachen eso, porque en realidad, tienen que leer todo lo de Elísabet Benavent y lo digo a riesgo de sonar loca, porque ni siquiera yo he leído todo su trabajo, pero tengo el presentimiento que no me desilusionará y que todo será tan maravilloso como esta historia. Cinco estrellas de cinco para mí.

 

Un comentario sobre “Elísabet Benavent – Fuimos canciones

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s