Period. Documental sobre el tabú de la menstruación

Mujeres que leen, ¿alguna vez tuvieron una emergencia menstrual y pidieron en voz baja, susurrante, casi como si estuvieran contando un secreto, una toallita a sus amigas? Mujeres que leen, ¿alguna vez se avergonzaron en la caja del supermercado porque estaban comprando tampones? Mujeres que leen, ¿saben qué es la menstruación? ¿Lo saben? Hombres que leen, ¿saben lo que es la menstruación? ¿Lo saben? Pues en la India no.

Period. End of sentence es un documental, disponible en Netflix, sobre la menstruación y el tabú que representa en la sociedad india. En 2012 la profesora de Los Ángeles Melissa Burton recaudó fondos junto a sus estudiantes y compañeros para viajar a Kathikhera, India, y llevarles una máquina que hace toallitas sanitarias a bajo costo. Sin embargo, después del viaje, quisieron ir mucho más allá de la instalación de la pequeña fábrica y comenzaron a conversar sobre el estigma de la menstruación y fue así como surgió el documental. La ONG norteamericana The Pad Project, junto con Girls Learn AAAABYcl2ot7VZ6ty6LuzS3Mf3K3TMzmdzoYPJrjA8pimzZT29kcQbfU1YLxG6mjKX1iZ2SuGb-axsapF-vg9K7FMck-HjYeeVXPkRSw3VOUuxKD2nI5HBh21Sf41wD0Z9DK3pieH60ocQInternacional se pusieron en contacto con Rayka Zehtabchi, una cineasta iraní-estadounidense, para que dirigiera el documental que, si me dejan agregar, ganó un Oscar en la última entrega de premios.

En la India, la menstruación es vista como un tabú cultural, y en muchos hogares tradicionales, las jóvenes y las mujeres se enfrentan a restricciones con relación a la menstruación: les prohíben la entrada a templos, cocinas, dormir en camas, tocar a miembros del sexo masculino o comer alimentos picantes. En algunos lugares, piensan que la menstruación es una enfermedad y no un proceso biológico normal, por lo que muchas de ellas incluso ignoran su origen, y mucho menos de la existencia de productos sanitarios femeninos, tal como explica la directora del documental, Rayka Zehtabchi:

“Algunos momentos más salvajes durante el rodaje eran cuando hablábamos con mujeres más viejas — esas que habían menstruado toda su vida y que nunca les habían hablado a sus hijas sobre la menstruación —, quienes no nos podían decir por qué esto les pasaba cada mes, o por qué sangraban. Te rompía el corazón porque si tienen tanto miedo de eso que las hace mujeres, entonces no puedo imaginarme los otros temas de los que nunca se atrevieron a hablar con sus hijas”.

El documental sigue la vida de Sneh, una mujer de 22 años, _105730493_2period_7_jpegsrgbque se prepara para entrar a la Academia de Policía de nueva Delhi. Sneh tenía 15 años cuando comenzó a menstruar y  no tenía idea de lo que le estaba pasando. «Estaba muy asustada. Pensé que estaba enferma de algo muy serio y comencé a llorar», le confesó a una periodista que la entrevistó en su casa en el pueblo de Kathikhera, cerca de Nueva Delhi. «No tuve el valor de decírselo a mi madre, así que le conté a mi tía. Ella dijo: ‘Ya eres una mujer adulta, no llores, es normal’».

A partir de la premisa de la menstruación, el documental muestra varias mujeres indias hablando sobre el tema y, no les voy a mentir, fue duro escucharlas, no porque las considerara asquerosas por hablar sobre ello, como sucedió con algunos de los integrantes de la Academia, sino porque me parecía increíble que no supieran qué es lo que le pasaba a sus propios cuerpos. Más allá de la pregunta vergonzosa y en voz baja a una amiga para saber si tiene toallitas o la vergüenza en la caja del supermercado ante la compra del tampón, el mundo occidental aborda la menstruación con cierta naturalidad: lo vemos en el liceo y sabemos qué es lo que nos está pasando y, desde luego, sabemos que no es una enfermedad. Tal vez podremos discutir si, en realidad, lo tenemos tan naturalizado, en lo personal creo que no, pero sí podemos afirmar que sabemos lo que nos sucede biológicamente.

Y qué decir que menstruar no nos impide hacer vida normal. Podemos ir a estudiar, a trabajar, salir e incluso hacer deporte sin ningún problema porque tenemos los medios para hacerlo, pero en la India no. Para empezar, las mujeres del documental no sabían lo que era una toallita, nunca habían visto una y se arreglaban con simples pedazos de tela que volvían a usar sin higienizar de forma correcta. Esa falta de conocimiento sobre las infecciones que puede acarrear esa práctica me sorprendió mucho y, si quieren, me entristeció un poco. Más allá de eso, se me hizo demencial que las chicas abandonaran la escuela después de empezar a menstruar porque no podían sostener la situación en el lugar de estudio. Eso fue muy fuerte de escuchar.

Podemos discutir si no hay un imperialismo cultural en todo esto, ¿no? ¿Por qué las toallitas son mejores que los pedazos de tela? ¿Por qué creemos que están atrasadas respecto a la salud menstrual? ¿Por qué pretendemos “evangelizarlas”? No voy a negar que me lo planteé.

De cualquier forma, la situación en Kathikhera empezó a cambiar cuando la organización de beneficencia Action India, que trabaja en temas de salud reproductiva, estableció una unidad de fabricación de toallas sanitarias. «Cuando le pedí permiso a mi _105730145_14period_15_jpegsrgbmamá me dijo que le preguntara a mi padre. En nuestras familias todas las decisiones importantes las toman los hombres», contó Sneh, pero como le avergonzaba demasiado decirle a su padre que iba a hacer toallas sanitarias, terminó diciéndole que haría pañales para niños.

Actualmente la unidad emplea a siete mujeres entre 18 y 31 años de edad. Trabajan de ocho horas diarias durante seis días a la semana y se les paga un salario mensual de 2.500 rupias (equivalente a US$35). El centro produce 600 toallitas al díaque se venden bajo la marca de Fly.

Este pequeño negocio, cuya administración transcurre en dos habitaciones de una casa, ha ayudado a mejorar la higiene femenina en el pueblo. Antes de que empezaran a operar, la mayoría de las mujeres usaban, como les mencionaba, trozos de tela o incluso sábanas viejas cuando les llegaba su período. Ahora el 70% usa compresas.

También ha ayudado a cambiar las actitudes y reducir los tabúes en torno a la menstruación en una sociedad conservadora de maneras que parecían inimaginables hace solo un par de años. Sneh dijo que la menstruación ahora se discute abiertamente entre las mujeres. Pero, añadió, no ha sido un proceso fácil. Algunas, como Sushma Devi, de 31 años, todavía tienen que luchar a diario en casa. La madre nos dijo que su esposo accedió a dejarla trabajar solo después de que la mamá de Sneh hablara con él, pero puso la condición de que terminara las tareas domésticas antes de ir a la fábrica.

«Así que me levanto a las 5:00 de la mañana, limpio la casa, lavo la ropa, alimento a los búfalos, hago los pasteles de estiércol que usamos como combustible para cocinar, me baño, hago el desayuno y la comida antes de salir. La cena la hago una vez que regreso», dijo. Pero su esposo sigue inconforme con el arreglo. «A menudo se enoja conmigo. Dice que hay suficiente trabajo en casa, ¿por qué tienes que salir a trabajar? Mis vecinos también dicen que no es un buen trabajo, que el salario es bajo». Dos vecinas de Sushma llegaron a trabajar en la fábrica también, pero se fueron después de unos meses. Sin embargo, Sushma no tiene la intención de hacer lo mismo. «Incluso si mi esposo me golpea, no voy a dejar mi trabajo. Disfruto trabajando ahí». 

La frase destacada me partió al medio.

La recepción del documental en India, Estados Unidos y otras regiones asiáticas a donde han llevado la producción ha sido increíble, con mujeres que incluso lloran por verse reflejadas en el documental. Pero la directora dice que queda mucho por hacer. «Quiero que la gente que vea la película se den cuenta de que es necesario empoderar a muchas mujeres alrededor del mundo, y que hay que comenzar a hablar de la menstruación como algo natural. Podemos hablar de toallas sanitarias y tampones, pero hay que romper con el tabú, tanto entre mujeres como entre hombres. Necesitamos tener estas conversaciones».

Los premios Oscar no siempre han favorecido a las directoras de sexo femenino. En la oscars_2019_indiabased_period_end_of_sentence_wins_best_documentary_short_1551064822_725x725historia de 91 años del espectáculo, sólo cinco han sido nominadas como Mejor Directora, y este año, otra vez, la categoría estuvo compuesta únicamente de caballeros. Sorprendente, ¿verdad? Sin embargo, sí aparecieron mujeres en otras categorías e, incluso, en el caso de Rayka Zehtabchi fue premiada. Su discurso ganador fue tan maravilloso como impactante.

De verdad, si tienen Netflix y pueden, tomense media hora para ver este documental porque tiene mucho para decir.

Anuncios

6 comentarios sobre “Period. Documental sobre el tabú de la menstruación

  1. No tenía idea de todo lo que contás. Conocía el documental, pero pensé que era sobre el período en las mujeres y ya está, tipo lo que sabemos todas, pero saber que justamente todas no lo saben, es impactante.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tal cual, Romi, impactante es la palabra clave. De hecho, debo confesar que lo tuve que ver en dos partes porque la primera parte me dejó tan desconcertada que no pude seguir.
      Gracias por leer y comentar.
      Abrazo

      Me gusta

  2. Hola Agus, fue igual de duro e impactante ver este documental, no porque desconociera esta situación, vamos solo la dejamos olvidada en nuestro inconsciente pues “la historia única” es instalada en nuestra cotidianidad por los medios de comunicación, sino porque simplemente nos olvidamos de esas mujeres y, lo que es peor, a sabiendas que hay entre nosotras mujeres que desconocen su ciclo menstrual y siguen perpetuando esa idea entre sus hijas e hijos, pero de ellos no hablemos, por lo menos no hoy.
    Gran entrada, gracias por compartirla.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s