Brittainy C. Cherry – El aire que respira

Si acaso pensaban que los thriller y la novela policial volvían para quedarse, lamento sacarlos del error. El romance volvió con fuerza y, curiosamente, llega de la mano de una autora que ya conozco. Brittainy C. Cherry fue un descubrimiento del Infoblog y un libro obsequio de la Editorial Océano, así que no me tomó por sorpresa este segundo libro porque ya la conocía y sabía qué esperar de ella. Si quieren leer mi reseña del libro anterior, pueden hacerlo aquí.

En este caso no tenemos un tórrido romance entre docente y estudiante sino que, en mi opinión, hay una historia mejor consolidada. El libro sigue la vida de nuestros dos protagonistas y aborda un tema bastante delicado como la pérdida de seres queridos muy cercanos. Tristan, por un lado, un hombre que perdió a su esposa y su hijo en un terrible accidente de auto y que desde entonces se encuentra muerto en vida, odiando seguir vivo en un mundo sin ellos y aislándose completamente de todo y de todos. Se convierte en un hombre huraño, malhumorado y no se siente merecedor de ningún tipo de compasión o amor, porque la culpa del superviviente, de algún modo, lo destroza.

Por otro lado, está Elizabeth, quien perdió a su marido. Sin embargo, a diferencia de Tristan, ella tiene un motivo por el cual seguir adelante: Emma, su hija de cinco años y quien, si me lo permiten, se llevó mi corazón en este libro. Aun así, aunque su hija la mantiene con vida y cuerda, Elizabeth lucha con su propio dolor y con el miedo de terminar como su madre, quien también perdió a su marido y que llevó el duelo de una forma que su hija no compartió ni comparte.


Los filtros son para los cigarrillos, no para los seres humanos.


Un año después de ambos accidentes, Elizabeth vuelve a su casa, la casa que compartió con su esposo, con todos los recuerdos que allí se guardan y también con la ausencia que la espera. Demasiado pronto descubre que, en la descuidada casa de al lado, se ha mudado alguien y que, al parecer, el pueblo lo ha tachado de retraído, huraño e incluso psicópata. Ya pueden saber quién se mudó, ¿cierto?

El modo en que el camino de los dos se entrelaza, mucho más allá de su estatus de vecinos, es raro, único y muy retorcido y aunque me muero por contarles más, me reservaré la información para que ustedes puedan descubrir este libro por sí solos, pero puedo adelantarles que de a poco nace una historia de amor muy bonita.

Los personajes principales se robaron mi corazón, no solo porque estaban realmente rotos, porque se sienten solos, destruidos e irreparables, sino también porque de a poco, uno y otro y los dos entre sí, comienzan a repararse. La idea que subyace en este libro es que tras una pérdida dolorosa que lo cambia todo, la posibilidad de rehacer la vida es alcanzable y que, tras dejar de respirar porque el ser amado también dejó de hacerlo, se puede volver a respirar y sentir por uno mismo y por otra persona.


Veía más allá del odio de su mirada y comprendía que su ceño fruncido ocultaba su dolor. Veía los pedazos heridos de su alma que, de alguna manera, eran iguales a los míos.


Elizabeth y su fortaleza son admirables. Se mantiene fuerte por su hija, pero cuando se lo permite, también tiene sus momentos decaídos y, a veces, incluso se derrumba por completo porque el dolor y el desconcierto que la muerte de su marido le dejó la abruman por completo. Emma, la pequeña hija de cinco años, es maravillosa y se robó mi corazón por completo. Amante de los zombies, los superhéroes y los dibujitos animados poco convencionales, se trata de una niña feliz y, a veces, algo incomprendida por las niñas de su edad y, también hay que decirlo, por sus madres. Pero Elizabeth la cobija y le hace saber que ella es única y especial y eso me pareció precioso.

Tristan es un poco más complejo porque, en parte, está mucho más roto. Se alejó por completo de todos poniéndose una coraza bastante gruesa que suele camuflar con mal humor, comentarios hirientes y actitud furiosa. Es, si me dejan decirlo, un personaje un tanto autodestructivo y por momentos me dio miedo que hiciera una locura y se lastimara. El modo en que vive por inercia, caminando un mundo que encuentra sin sentido y vacío porque no tiene a su familia, me resultó duro de leer.

Este libro fue, en realidad, una sorpresa. Aunque Querido señor Daniels había estado bien, lo cierto es que no me maravilló para nada y, en parte, venía esperando algo parecido con esta historia y la verdad es que me sorprendió mucho. De hecho, me parece increíble que se trate de la misma autora porque parecen completamente diferente. Querido señor Daniels es, por lejos, un libro más adolescente cargado de dramatismo innecesario y del dolor y la pasión del amor prohibido, pero El aire que respira es mucho más maduro en su planteo, en su trama e incluso en el modo de llevarlo a cabo.

Su prosa en este libro es muy dulce, suave e incluso poética y ese modo de contarlo me parece acertado en tanto contrasta con el dolor que transmiten esas palabras dulces y se forma un combo muy firme. Punto maravilloso y aparte la importancia de las plumas blancas en esta novela, me pareció muy bello.

Debo admitir que uno de los plottwist me lo vi venir desde el principio, porque algo de drama tiene que tener la vida, pero el segundo sí me tomó por sorpresa y me gustó mucho. De hecho, todo lo que se desencadena a partir de ese momento, e incluso un poco antes también, me hizo acordar mucho a las novelas de Nicholas Sparks.

El aire que respira es, de hecho, el primer libro de una saga y a pesar que tengo entendido que no es necesario leer los libros en orden porque no hay una continuidad lineal, estoy decidida a seguir leyéndola porque la autora me sorprendió mucho y para bien. Cuatro estrellas de cinco para mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s