Brittainy C. Cherry – El fuego que nos une

Que nadie se queje que falta romance, porque la verdad sea dicha: últimamente se me ha dado un poco, y cuando digo poco quiero decir mucho, por el romance. Créanme, ya estoy deseando superar esta etapa, pero mientras tanto, acá estamos.

Es curioso porque este romance tiene un antecesor, dado que El fuego que nos une, distribuido recientemente por Océano en Uruguay, es la segunda parte de la Saga de los Elementos de Brittainy C. Cherry. Sin embargo, aunque forman una serie, cada libro puede ser leído de forma independiente sin inconvenientes porque, en realidad, las historias no se continúan de ningún modo ni tampoco hay personajes comunes. Me atrevería a aventurar que lo único que une estos libros son, como pueden imaginar, los elementos. Ahora tenemos fuego, cuando antes tuvimos aire: si no leyeron la reseña de El aire que respira, pueden hacerlo aquí. Un libro muy recomendado.

En esta segunda entrega tenemos a Logan y Alyssa, dos personajes completamente diferentes y, también hay que decirlo, algo tópicos: él, con una familia disfuncional, problemática de drogas y violencia y  también escasez de dinero, mientras ellas es, tal vez como puedan imaginar, la niña buena, con un buen pasar económico, una vida algo planificada y, también hay que decirlo, ciertos problemas con su padres que, en realidad, no llegan a ser tan decisivos como los de él, porque no la interpelan físicamente pero sí la destruyen desde el punto de vista emocional.

A pesar de las diferencias, logran congeniar y se convierten en amigos muy cercanos. Sin embargo, Logan siempre está lidiando con el mundo de los suburbios, la droga y la violencia, y a pesar que tiene el apoyo incondicional de Alyssa, cada vez cuesta más lidiar con un gigante que, en esta ocasión, tiene los pies de plomo. Justo cuando parece que la amistad dará el siguiente salto, Logan toma una mala decisión, con un malentendido de por medio y, esa amistad que parecía indestructible, se termina destruyendo.


Ella se sentaba en la iglesia felizmente, mientras que yo fumaba hierba en una esquina. Ella creía en Dios mientras yo bailaba con los demonios. Ella tenía futuro, y de alguna forma yo parecía estar atrapado en el pasado.


Varios años después, volverán a encontrarse cuando Logan vuelva al pueblo para asistir a la boda de su hermano. El tiempo que estuvo alejado de Alyssa fue muy duro y si logró atravesarlo fue, en esencia, porque sabía que ella creía en él y ahora, al reencontrarse, los dos deberán lidiar con ese pasado que, de un modo u otro, dejaron detrás.

Hasta ahí con la trama que, como pueden ver, está dividida en dos partes temporales que los sitúan en primer momento en la adolescencia y luego cuando ya son jóvenes adultos. El narrador va saltando de Logan a Alyssa conforme pasan los capítulos, por lo que podemos conocer de primera mano las dos campanas de una misma situación e, incluso, dos sufrimientos diferentes provocados una una misma situación.

Este es el tercer libro que leo de esta autora, y aunque Querido señor Daniels no me maravilló particularmente, El aire que respira me encantó y, pensando que iba a conservar el talante, empecé a leer este libro con muchas expectativas y aunque el libro me gustó, sin dudas no logró colmar mis expectativas. Ojo con esto, no estoy diciendo que la novela sea mala ni mucho menos, de hecho, como les digo, me gustó, pero esperaba ese sacudón y la impresión que me provocó la entrega anterior.

Aún así, debo confesar que es una novela que se lee de una sentada porque ciertamente la pluma de la autora es adictiva. Tiene un ritmo ágil, lo que no significa que pierda belleza, porque hay que decirlo: Brittainy C. Cherry tiene una habilidad con las palabras. De forma suave y delicada hilvana sensaciones, pensamientos y hechos puntuales con una belleza y una delicadeza en las palabras que es admirable.


Porque al final del día todos estamos perdidos. Todos estamos chiflados. Todos estamos marcados.


Por otro lado, y más allá del estilo propio de la autora, creo que el libro tiene dos puntos fuertes que son innegables: la temática y los personajes. En cuanto al primer punto, el modo en que se aborda la problemática de drogas, de ambiente familiar desfavorable y violento me pareció preciso, detallado, real y, por momentos, escalofriante. Al leer, el lector sufre con Logan y eso, cuanto menos, es interesante porque sucede de forma natural, la autora no lo fuerza en ningún momento. A su vez, el concepto de resiliencia está presente de una forma bastante fuerte en la segunda parte de la novela y ese hecho y, sobre todo, el modo en que es planteado y lo que le cuesta al personaje, me gustó mucho.

Los personajes están bien delineados y me gustaron mucho. Alyssa es una mujer fuerte que sabe lo que quiere: dedicarse a la música, aún cuando la estúpida de su madre se la pase denigrándola y haciéndola sentir inferior a su hermana y fracasada. Logan, como les digo, es el chico malo conflictivo pero, si soy honesta con ustedes, no cae en el estereotipo típico porque, en realidad, no es un chico malo, solo vive como uno. Ese cambio me pareció interesante, así como la fortaleza de carácter que tiene para salir adelante.

En cuanto a los personajes principales, solo decirles que me gustó mucho Kellan, el hermano de Logan y el pronto a ser nuevo marido, y su novia Erika. Esa pareja, al igual que Logan y Alyssa, son disparejos, diferentes pero aún así logran ser el cable a tierra del otro, balancearse y sacar de la otra persona lo mejor de sí misma. El amor que se tienen, además, es bastante lindo de leer.


Cuando encuentres a alguien que puede hacerte reír cuando tu corazón quería llorar, agárrate a ellos. Ellos serán quienes cambiarán tu vida para mejor.


Creo que el problema principal de este libro es que lo leí con muchas expectativas. Como les digo, El aire que respira me pareció fantástico y por favor léanlo, y aunque este libro me gustó no estuvo a su altura; lo que, en realidad, es bastante normal en cuanto a las sagas, ¿cierto? No todos los libros pueden ser increíbles como logra hacer JK.

El punto es que El fuego que nos une es un libro sobre una historia increíble sobre atravesar el fuego para lograr, más allá, la paz, una historia de resiliencia y, también hay que decirlo, de amor. Un libro muy disfrutable que, además, se lee en un rato porque es imposible evitar el frenesí que provoca el estilo de la autora. Tres estrellas de cinco para mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s